El rodaje de Carrie: un set lleno de sangre, escenas borradas y una actriz que Di Palma no quería

Compartir

“Un amigo en el gimnasio me dijo: ‘Deberías leer Carrie de Stephen King'”, recuerda Brian de Palma en una las entrevistas que integran el excelente libro Brian De Palma por Brian De Palma, de Samuel Blumenfeld y Laurent Vachaud. “‘¿Quién es ese tal Stephen King?’, le pregunté y enseguida me fui a una librería de Nueva York, en la esquina de la calle 8, donde encontré el libro en una edición de tapa dura. Siempre voy a recordar aquel día, lo tengo muy claro en la memoria. Me lo llevé a casa y me puse a leerlo enseguida. Al terminar, me dije: ‘Es genial. Tengo que hacer una película'”. Ese fue el comienzo de una de las historias que cambiaría el terror de los años 70, nacida de la imaginación de un escritor novel y de la confianza de uno de los directores insignia de la generación del Nuevo Hollywood, hacedores de un cine de autor en el seno de los grandes estudios.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *