Alberto Fernández fue a la CGT para delinear el pacto social de su gobierno

Compartir

Alberto Fernández, cree que para hacer frente a la situación económica que atraviesa la Argentina será necesario un “pacto social” con los principales sectores de poder y la CGT tendrá un rol preponderante. En la reunión que mantuvo este viernes en el histórico edificio de la calle Azopardo 802, comenzó a delinear esa alianza.

El futuro jefe de Estado recibió un importante respaldo de la central obrera, que también vio el regreso del camionero Hugo Moyano a su sede a más de tres años de su renuncia como secretario general de la entidad.

Este miércoles, Fernández llegó a Buenos Aires. La gira por México apuntó a profundizar los lazos que tendrá el país con la nación azteca. Junto a Luiz Inacio Lula Da Silva y el Frente Amplio uruguayo, pretende reforzar al Grupo de Puebla, un nuevo frente que busca integrar a los países latinoamericanos al mundo con una ideología “progresista”.

En el ámbito local, el líder del Frente de Todos empezó por la central obrera para sumar voluntades a su idea de la conformación de un consejo político-económico con fuerte anclaje peronista para encarar la crisis. Fernández tiene pensado que sea integrado por la CGT, las cámaras empresarias y a referentes sociales. No está claro si convocará a la oposición.

Alberto Fernández bromea con Hugo Moyano. (Foto: NA).
Alberto Fernández bromea con Hugo Moyano. (Foto: NA).

Durante el acto, el presidente electo remarcó que la dirigencia sindical “va a ser parte del Gobierno que viene”, al tiempo que subrayó que quiere “honrar la memoria de Perón” para hacer un pacto social tendiente a “diseñar las políticas del futuro” y “no solamente hacer un acuerdo de precios y salarios”.

“En este lugar Perón llamó a un pacto social, en tiempos en que la Argentina estaba en crisis y necesitaba del acuerdo de todos los argentinos. El mandato de Perón está más presente que nunca: para un argentino no hay nada mejor que otro argentino”, sostuvo el dirigente peronista.

En su discurso en el Salón Felipe Vallese, Fernández adelantó: “Vamos a honrar la memoria de Perón y vamos a volver a llamar a los que producen y trabajan y se van a sentar con el Estado a diseñar las políticas del futuro. No solamente a hacer un acuerdo de precios y salarios, sino a diseñar el futuro que la Argentina necesita y vamos a hacerlo entre todos. Son políticas que van a perdurar más allá de mi mandato”.

Ante los principales líderes sindicales, el sucesor de Mauricio Macri remarcó que “el movimiento obrero organizado es parte del Gobierno que se va a instalar en la Argentina el 10 de diciembre”, y añadió: “No es un acuerdo político, nunca lo hemos hablado. Es la convicción que siempre tuvimos, que al país lo arreglamos entre todos, trabajando juntos y los que trabajan son la piedra angular de esta sociedad”.

La convocatoria del presidente tuvo asidero: Antes del presidente electo tomaron la palabra los secretarios generales de la central obrera, Héctor Daer y Carlos Acuña, quienes manifestaron el respaldo del sindicalismo al futuro Gobierno.

“Me preguntan si vamos a acompañar y yo respondo: No somos terceras personas. Somos parte del Gobierno que viene. La esperanza se hace sólida en esta foto de unidad, con los gobernadores, los intendentes y todos. Bienvenido a tu casa, sentila como tu casa. El peronismo es los trabajadores”, señaló Héctor Daer, secretario de la CGT.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *